Vamos a seguir aburriéndonos mientras sea posible

Un viejo dicho anglosajón viene a decir que lo mejor que puede pasarnos es no tener noticias. Los que nos dedicamos al mundo de la empresa sabemos qué cierto puede ser eso. El humano medio, y me considero parte del clan, concede mucho más valor a un inconveniente que a la buena nueva. Nuestro cerebro no ha evolucionado amando los desafíos porque en un mundo donde eso sea la regla y no la excepción los genes del individuo que se siente atraído por ellos tiende a no reproducirse. No se debe a que su semilla sea recesiva, por supuesto, sino a que no suele sobrevivir el tiempo suficiente. No descendemos de los más listos, sino de los que corrían más rápido.

Acceso Restringido

Este contenido está disponible en exclusiva para los miembros de Ágora Plus y Ágora Premium.
Suscríbase y acceda al contenido más reciente de Ágora.

Ver planes de suscripción

¿Aún no está registrado? Suscríbase GRATUITAMENTE a Ágora EAFI.