No reluce todo lo que es “oro”

No, no es oro todo lo que reluce. Ni reluce siempre el oro, por supuesto. Los mercados son lugares en los que el alma del hombre se embrutece y la paciencia puede colmar todos los males pero también generarlos, como saben aquellos que pensaron en comprar oro en el lugar de la renta variable en los últimos años. Acciones y el oro no son cosas que convenga correlacionar. Salvo en momentos "anecdóticos", el metal precioso no es ningún refugio contra la renta variable, siendo 2008 el ejemplo perfecto.

Acceso Restringido

Este contenido está disponible en exclusiva para los miembros de Ágora Plus y Ágora Premium.
Suscríbase y acceda al contenido más reciente de Ágora.

Ver planes de suscripción

¿Aún no está registrado? Suscríbase GRATUITAMENTE a Ágora EAFI.