El mundo pasa de Cataluña

Tengo un amigo que es bajista. Hace unos días me invitó a apostar por una caída del IBEX35 hacia los 9.000 puntos. Me supo mal volver a verle pagar la factura de la cena y preferí no apostar. De hecho, como es un tío muy listo, igual había algo de trampa e intentaba desquitarse juntado la carta catalana; que es la única explicación a la incapacidad de nuestro índice para alejarse de su zona de soportes como han hechos índices como el Stoxx600 total return, con autoridad y sobre importante zona de soporte en tendencia.

Acceso Restringido

Este contenido está disponible en exclusiva para los miembros de Ágora Plus y Ágora Premium.
Suscríbase y acceda al contenido más reciente de Ágora.

Ver planes de suscripción

¿Aún no está registrado? Suscríbase GRATUITAMENTE a Ágora EAFI.