Y con ustedes, el incomparable doble `top´

Después de ver algunas de las pautas chartistas clásicas como un mero ejercicio de desarrollo de tendencias seguramente se va dando cuenta de que las pautas son el reflejo del cambio no el heraldo del mismo. Algo ha cambiado tiempo atrás, pero lamentablemente no lo sabíamos. Y es que no tienes cambio de tendencia mientras el patrón no se confirma, y la pauta no es más que uno de los modos en los que la tendencia puede variar: cuestión de física, y no precisamente cuántica.

Facilito de ver, complicado de rentabilizar por dos motivos: la probabilidad puede ser caprichosa más tiempo de lo que se mantenga en pie tu solvencia, y es completamente traicionera para el que no opera de forma sistemática. La tarea no es prever sino combatir el azar, y eso no se hace con pautas sino con gestión monetaria y disciplina.

Quiero insistir una vez más en que todos los patrones chartistas son manifestaciones de la misma cosa. Siempre. Cambio potencial o continuidad potencial. No hay nada más. Y afortunadamente, que bastante complicado es batir al mercado siendo así de “simple”.

doble-techo

Esta es la figura “ideal” que podríamos dibujar para intuir cómo es, gráficamente, la formación técnica de cambio de tendencia conocida como doble techo o doble máximo.Los mínimos y máximos crecen hasta que se produce un movimiento lateral que dará paso a una resolución bajista una vez cruzada la última zona de máximos crecientes relevante para el proceso comprador. Es en ese momento cuando podemos hablar de doble techo, no antes. Dos contactos en una misma zona de soporte no son un doble suelo, pues en tal caso tendríamos un doble techo en cada nivel de resistencia marcado previamente que fuese atacado de nuevo…

Puede verse como durante cierto tiempo la secuencia de mínimos y máximos crecientes es constante. Luego se entrará en una época de lateralidad hasta que llegue un momento en que esta reflexión entre la continuidad bajista y la vuelta alcista finalice con la victoria del lado vendedor de la tendencia por la ruptura de la zona de último mínimo creciente relevante en lo que es ya un proceso vendedor que, normalmente, desplegará mínimos y máximos decrecientes llegada la hora.

doble-techo2

Esto es lo realmente importante, esto es lo único que sucede, presumiblemente se da un cambio en las convicciones del mercado, en sus expectativas. Primero teníamos un discurso del precio protagonizado por continuos mínimos y máximos ascendentes, luego por falta de capacidad en las fuerzas del mercado de generar tendencia alcista o bajista, y finalmente por la victoria final de los vendedores con la ruptura de línea de la línea de cuello de la formación.

Intentemos verlo como una cuestión física: la tendencia compradora intenta continuar tras un fuerte retroceso, y los precios recaen de nuevo desde la zona de máximo previo a diferencia de lo que sucedía con el cabeza y hombros.Desde esa zona se retoma el lateral en un intento de vuelta a bajista que sólo queda refrendado en caso de ruptura bajista del mismo. De otro modo lo que tendremos es un doble suelo en continuidad alcista.

 

Deja un comentario