Que si la volatilidad, que si el crudo, que si la abuela fuma…

Otra semana de transición, así que no espere nada creativo. Ese trabajo se tenía que hacer el año 2016 y por los dioses que lo hicimos.

Desde la segunda parte del pasado ejercicio estamos en tendencia, y no necesito argumento alguno más que exponer, porque la base de una filosofía de inversión firmemente respetuosa con el análisis técnico es esa, aunque haya por ahí más de un ejemplo de gente que supuestamente se dedica a esto y anda en lo contrario. Dedicarse a algo que es solo un poco más científico que la venta de humo es relativamente sencillo y, en una convención de analistas técnicos, los pulmones podrían reventar en un par de horas.

2017 está siendo un magnifico año en tendencia, al menos en Europa. No queda tan claro en Estados Unidos, donde entre el dólar y ciertas partes del mercado la discusión es evidente si dejamos al implacable matador de osos al margen: lo del Nasdaq es una pasada. Y como puede verse en el gráfico, ni siquiera tenemos la menos pérdida de momento pese a la corrección de las últimas semanas. La directriz alcista está completamente en pie. Y no solo eso, sobre ésta se acaba de confirmar un doble suelo -s1s2- en continuidad alcista.

Esta semana he oído hablar mucho del crudo y su mala racha, enésimo cuervo de la tempestad; como antes la volatilidad. Y sin ser lo mismo, tres cuartos. La volatilidad está hoy en niveles ya vistos en los primeros meses de 2013. Es cierto que el crudo puede anticipar problemas para la renta variable, pero lejos de revelar un final de la tendencia -como demuestran los últimos meses-, ni siquiera augura que nos dirigimos hacia una insoportable madurez en la misma. Sin que la tendencia de fondo del crudo no sea también bajista, ni lo sueñen.

Y hoy, el gráfico es diáfano, tenemos una tendencia lateral desde un año para corregir una brutal recuperación previa. De hecho, como demuestra 2014, el crudo puede estar bajista en tendencia y la renta variable ganar una altura que no tendría porque perder completamente en un -eventual- ajuste futuro (2015). Las correlaciones son seres vivos, y no es lo mismo un crudo bajando en un mercado que considera problemas de oferta que en uno que apuesta por problemas de demanda.

La tendencia de la renta variable no tiene suficientes enemigos, y de hecho en las últimas semanas se ha visto al Dow Jones Transportes total return proponer un amplio patrón de vuelta alcista de tipo doble suelo (S1S2) con objetivo mínimo más allá de su nivel de máximo histórico. Mientras, el Russell2000 TR se ha acercado a su línea de resistencia creciente. El que no vea que todo ello se produce tras una corrección de muchos meses -en tiempo- del alza previa, sin darle vueltas a lo que eso podría permitir, es que poco sabe sobre cómo funcionan las inercias de la renta variable.

Trackbacks

  1. […] Semana moderadamente bajista para los principales índices europeos, que seguimos considerando se ven bien encarnados dentro de la bandera de continuidad que presenta por el momento el Stoxx600 total return. Seguimos considerando que el riesgo correctivo es limitado y que debe ser asumido una vez que índices como el DAX30 parecen haber confirmado que están en un movimiento de onda 5 más allá de los altos de 2015. En EEUU, potente recuperación semanal para el Nasdaq, que ha confirmado un doble suelo -s1s2- sobre línea de tendencia, y semana de ida y vuelta para un Dow Jones Transportes que apuesta por el pull-back tras confirmar un amplísimo patrón comprador en corto/medio plazo (S1S2). Sin nuevos mínimos en éste o en un Russell que plantea también un doble suelo potencial -s1s2?- no parece haber debilidad a la vista. El gap del S&P500 sobre el que los precios se mantienen, es poco soporte para darle importancia. Recomendamos leer el artículo de Carlos Doblado: “Que si la volatilidad, que si el crudo, que si la abuela fuma…“. […]

Deja un comentario