WallStreetWALLST

Intentar detener el golpe

Movimiento de ida y vuelta para Wall Street, que consiguió ganar algo de altura incluso pese al atípico desplome de la bolsa brasilera.

Situación de corto plazo:

La jornada estuvo protagonizada por el desplome del Bovespa en Brasil. Pero el mercado lo acusó muy tangencialmente, como también pasó por alto a Cisco. La situación técnica no ha cambiado a la espera de un cierre semanal que probablemente confirmará un reversal que no pasa de inquietante mientras referencias como el Russell2000 y el Dow Jones Transportes no pierdan la base de unos canales alcistas hacia los que se han acercado estos importantes índices desde que a finales de 2016 el mercado norteamericano dejase de subir en conjunto.

La vuelta en un día de la volatilidad y de los bonos en primera resistencia, sin ser llamativas son al menos favorables a los alcistas; aunque desde luego requieren de confirmación para enviar un mensaje algo más claro. En el caso de los bonos, sólo la pérdida de los mínimos de las últimas semanas desactivaría un riesgo por correlación que se abrió ya a primeros de abril para sumarse al de la falta de acompañamiento de Russell y DJT a las ganancias de Dow Jones Industrial y Nasdaq que hemos visto durante la primera parte del ejercicio.

Situación tendencial:

Subida libre absoluta para Dow Jones Industrial y S&P500 en línea con el escenario de suelo relevante sobre base de canal alcista principal propuesto en febrero.  Lo más destacado de la sesión fue el pequeño paso atrás de los bonos, que empiezan a cristalizar un fallo alcista; así como nuevas pérdidas para el euro/dólar, que sigue sin parecer un elemento generador de inercias en tendencia.

WALLSTREET