Europa recupera la estela de Wall Street

Hace un par de semanas le hablé de que había llegado la hora si esperaba una oportunidad de compra en la renta variable europea.Tras varios meses de ajuste bajista, que habían llevado a los principales índices total return a cubrir los huecos desplegados con la victoria de Macron en la primera vuelta de las presidenciales francesas, tras una corrección muy canalizada que ha rebajado la euforia generada por el brutal rally alcista que desplegó el mercado tras la victoria de Donald Trump-y que permitió a los índices europeos a asediar unos altos de 2015 que son máximos históricos-, el mercado estaba listo para volver por sus fueros.

Vulgarmente podríamos decir que es la tendencia, estúpido. Para hacerlo más poético diremos que normalmente las correcciones canalizadas son patrones de continuidad que conocemos como banderas. Si la tendencia de orden superior es alcista, el patrón se agotará con una formación de vuelta que devolverá a los precios a la senda marcada por ésta. El día 26 de este mes publico junto a Isaac de la Peña un libro en el que creo que hemos sabido plasmar porque estas cosas funcionan. Libro, por cierto, del que no vemos un duro dado que donamos todo nuestro beneficio a nuestros admirados amigos de Fundela. Espero que colaboren con esta buena causa, creo que lo merece, y no me refiero al análisis técnico.
 
tribuna1 (2)
 
La semana pasada escribía que necesitábamos romper resistencias de modo general para cristalizar el escenario, clarificando que el DAX30 ya había tomado la decisión de abrirse paso de la mano de un patrón de tipo envolvente alcista. Como parecía razonable, esto anticipaba el rally.
Luego todo ha venido rodado: gap alcista para empezar la semana, y luego una potente vela blanca con cierre atacando primeras resistencias intermedias en zona máximo semanal para romper directrices bajistas. Como marcan los cánones, vamos.
Al frente de todos, de nuevo, el MIB italiano, con nuevo doble suelo en continuidad alcista.Sólo el IBEX35 carece de unaformación de vuelta -podemos prescindir del Footsei100, dado que vive una particular tormenta monetaria en estos momentos-. Y ahora mastique esto: han sido muchos meses de lateralidad, así que no se sorprenda si no le esperan para que se suba cómodamente al tren. El año en renta variable huele a rentabilidades de doble dígito, de modo general, desde que empezó.
 
Lo sucedido esta semana sugiere que el mercado europeo ha reencontrado la senda de Wall Street, donde durante todo el ejercicio y gracias al dólar, hemos visto avances notables en algunos de sus principales referencias. Y aquí viene lo mejor: son los índices que han venido dudando, Dow Jones Transportes y Russell2000, los que más están tirando en la recuperación desde zonas de soporte clave en medio plazo que protagonizan. Puede verse en este último una decisión como no se ha visto en meses, y sí, ese es un rasgo que sugiere ruptura alcista para un mayor agobio de los que llevan años anunciando el final de un mercado alcista que probablemente es el más odiado de la historia.
 
tribuna2x
 
Y este odio se refleja en los elementos de sentimiento inversor, que se manifiestan más relajados que en otros momentos del ejercicio; circunstancia que no plantea una corrección más o menos relevante a la vista con mucha probabilidad, sino las condiciones perfectas para seguir escalando. Por si fuera poco, la semana ha venido acompañada de un movimiento impresionante en el dólar/yen y en el petróleo, así como protagonizado por un potente descenso de los bonos a 10 años, que sigo pensando que debieran tener correlación inversa con la renta variable si ésta retoma la tendencia de modo general. Son muchos meses en lateral los que han transitado el Dow Jones Transportes y el Russell2000, muchos más que los índices europeos, así que no puede caber duda de que rompiendo máximos plantearían un notable potencial aún por desplegar. Y no, sinceramente no me preocupa que el Nasdaq no haya roto (aún) sus altos previos.
 
tribuna3 (2)

Deja un comentario