¿Estaba esperando una oportunidad de compra?

Me despedí de ustedes a finales de julio con la idea de que podíamos tener un verano cálido, quizá hasta un incendio. Era importante que cualquier corrección que se produjera no llevase a la media de 10 sesiones del ratioput/calla alcanzar la zona 0,75 para que no se den las condiciones necesarias por sentimiento inversor para pensar en un serio alto en el camino todavía. Y así ha sido para mayor gloria del actual tramo alcista del mercado. Como puede verse en el gráfico, en las inmediaciones del 0,80 hemos visto cómo se frenaba de nuevo el descenso de la citada media.

tribuna1 (1)

Esas fueron las lecturas alcanzadas en los días el ‘brexit´, en diciembre de 2017, y antes den el descanso que en marzo de este ejercicio experimentara el S&P500. Como se alcanzaron a finales de julio del año en curso. Olía a corrección, y de esto de las correcciones uno sabe cómo empiezan pero no cómo van a terminar cuando arrancan…
No era altamente probable un gran descenso, así que en zona de primeros soportes en corto plazo y con el put/call saliendo de zona de peligro antes de haberse extremado en tendencia, lo que coincidía con las necesidades de Europa sobre zona muy relevante de soporte tendencia, el mercado norteamericano parece haber fin a la corrección nuevamente y sin espavientos.En Europa, donde la corrección se ha hecho visible con gran claridad, se ha utilizado la fase de ajuste norteamericano para cubrir por completo los grandes huecos -gaps- dejados con la elección de Macron en la primera vuelta de las presidenciales francesas.
 
tribu2

Con la enésima payasada del líder norcoreano, hueco de agotamiento, el mercado probablemente puso fin a la corrección de corto plazo. Los patrones de velas semanales desplegados en Europa son potencialmente alcistas, y se dejan sobre los gaps dejados con la victoria del joven candidato francés. Huecos que tenían en la base de los canales bajistas de corto plazo que presentan los índices europeos un elemento de apoyo adicional para enfrentarse a los osos. Hablamos de patrones de tipo bandera (abc), parecidos a los que presenta el S&P500 pero en un grado superior de onda.
Y aunque las velas semanales desplegadas requieren confirmación de nuevos máximos semanales en cierre, la música es favorable a los toros. Compro la idea de que la corrección del último cuatrimestre puede haber finalizado, y que tenemos por delante un nuevo cuatrimestre más ligado al proceso alcista que tiene origen en la primera parte de 2016 que a la corrección del que acabamos de dejar atrás.
Con todo, la situación de la renta variable norteamericana no es idílica, pues su última parte está muy vinculada al euro/dólar -que podría perder fuelle, aunque sólo en el corto plazo- y sigue careciendo de una evidente sincronía. Tanto el Russell2000 como Dow Jones Transportes siguen en lateral. Con todo, es muy cierto que esa lateralidad parece estarse revirtiendo nuevamente desde zonas de soporte tras algunas semanas de ajuste bajista general. Pero sin ser idílica, la tendencia no es sólo la tendencia -en el caso del Nasdaq, S&P500 o Dow Jones Industrial tan abrumadoramente alcista como incuestionable en todos los plazos si no tenemos recaída y pérdida de los mínimos de agosto-, sino que ha sido corregida por patrones de tipo bandera (abc); y éstos tienen, de entrada,connotaciones continuistas respecto a la tendencia de orden superior que han corregido o, más bien en este caso intentado corregir.
 

tribuna3 (1)

Deja un comentario