EL VIRUS DÓLAR SE CEBA CON EUROPA

Hace algunas semanas me preguntaba por el dólar y su proceso de depreciación. Lo calificaba de infección potencial, y no cabe duda a la vista de las últimas semanas que al mercado norteamericano le viene tan bien como al europeo mal lo que está sucediendo en torno al billete verde. Sin embargo esta es una correlación esencialmente inestable en los últimos tiempos. hasta el punto de que lo que apuntaló al euro/dólar, la superación del 1,09 tras la victoria de Macron en primera vuelta de las presidenciales francesas, parece estarse convirtiendo en el motivo que explica la corrección que estamos viviendo en Europa; claramente de espaldas al mercado norteamericano desde mayo.

TRIBUNA NUMERO 1

Seguramente usted ya está pensando en que tengo la mala costumbre de darle poca importancia a algo así. Mucho escribí en los primeros meses de 2016 sobre la fuerte caída de la renta variable europea y de cómo la falta de confirmación bajista en el mercado norteamericano ofrecía soporte para un mercado que parecía condenado. El mercado es fractal, así que lo que vale para procesos de fondo sirve para procesos de corto plazo. Obviamente, puede fallar; pero de momento todo lo que hemos visto es un movimiento de techo a suelo de canal alcista en corto/medio plazo para el EuroStoxx50 total return.

La primera señal seria a la baja, después de que Europa haya recaído en su proceso lateral/bajista pese a los pequeños patrones de tipo doble suelo -s1s2- que se confirmaron durante la semana pasada, vendría de nuevos mínimos en el DAX30 para confirmación de un formación de cabeza y hombros (HCH?) -con filtro en el famoso gap desplegado con la citada victoria de Macron- que convendría considerar respetable técnicamente hablando. Las cosas se han complicado de nuevo, y alejar los fantasmas a este lado del charco, algo que creía en camino erróneamente, requerirá de la ruptura de los máximos de la pasada semana. Y sí Europa suele dar su brazo a torcer antes que Wall Street en los techos de mercado, es cierto. Tan cierto como que los emergentes van como motos o que Japón no ha dado el menor síntoma de debilidad y presiona los altos de 2015 sin alejarse de ellos en lo más mínimo, por el momento, pese a los retrocesos del dólar/yen.

Lo cierto es que lo que inquieta es la coincidencia de la corrección europea con su nivel de alto previo y máximo histórico total return. Es también verdad que la renta variable europea no es capaz de dejar atrás esta “obsesión” de las últimas semanas con la divisa, y que el proceso pudiera complicarse realmente en caso de que se bata con claridad la zona 1,172 y se configure un gran patrón de vuelta sobre base de canal alcista principal y directriz alcista de muy largo plazo -en un gráfico que tenga origen en los ´80, pues pueden hacerse extrapolaciones considerando el papel de las monedas previas a la aparición del euro-. Una ruptura de ese nivel de resistencia estaría lanzando un mensaje sobre cambios en el proceso de fondo. Y sí, para ello ha habido que recuperar primero un 10% en lo que sería hasta el momento un rebote dentro de la lateralidad que mantiene el cruce desde marzo de 2015.

Esta fuerza, paradójicamente, debiera seguir siendo un acicate para un mercado americano que está batiendo récords semana tras semanas; y la última no fue excepción. No lo impidieron ni los bonos recuperando terreno -otra inestable correlación que en este caso sigue funcionando tras haber virado hace semanas-, ni el crudo con su freno en zona de máximo previo y violenta recaída en el día de ayer. Con la excepción del Dow Jones Transportes, que ha recibido un sensible palo semanal, el conjunto de los índices norteamericanos marcaron récords arropados por un nuevo mínimo de la volatilidad. Sigue sin embargo sin confirmarse una reordenación alcista completa si atendemos al Russell2000 TR, que tras más de medio año de proceso lateral/alcista ha alcanzado de nuevo zona de resistencia creciente pero sigue bajo ella. Una recaída desde este nivel muy relevante técnicamente, sobre todo si el Nasdaq no revienta por completo los altos previos, haría al mercado vulnerable.

TRIBUNA NUMERO2

Deja un comentario