Los Blogs de Ágora

Los Blogs de Ágora

Esta sección recoge los artículos más relevantes publicados en los blogs personales de sus autores:

Stops y objetivos para operaciones alcistas

Hubo un tiempo en el que los gráficos me tenían engañado y los usaba sin filtro. No me había dado cuenta de que eran un arte y de que debería encontrar mi camino, aprehender a utilizaros. Incluso una vez hice una tontería sin ser tonto del todo. Fue con la antigua Hidrocantábrico, qué tiempos mis ignorantes ´90…

[Leer más...]

La pauta de cabeza y hombros invertido

Introducía el patrón de cabeza y hombros invertido la semana pasada, conectándolo con lo que se “esconde” detrás de cada formación: la tendencia. Veamos paso a paso qué es lo que sucede en para la formación y confirmación de un patrón de cabeza y hombros invertido de la mano del que desplegó el Dow Jones Industrial durante la segunda parte de 2002 y la primera de 2003.

[Leer más...]

Empecemos con las formaciones técnicas

Decía en mi anterior post que me resulta un misterio el motivo por el cual se habla de patrones de cambio de tendencia y de continuidad. Un análisis tranquilo de la realidad nos permitirá ver que todas las formaciones pueden romper por un lado y salir por el otro, que una transición puede derivar en un cambio de tendencia o en la continuidad de la misma de forma muy parecida si no exactamente igual.

[Leer más...]

El mercado es un ágora

Es necesario incidir en que mucho de lo que vemos y hacemos desde un punto de vista técnico dista mucho de ser consecuente con la idea de tendencia. Y también resulta imprescindible darse cuenta con toda claridad de que trabajar la tendencia sin correr el riesgo de morir en el intento no pasa sólo por observar la dirección de los precios sino por encontrar un modo de relacionarse con los altibajos de ésta. Son los mínimos lo que más importa en una tendencia alcista. Y los máximos lo que más importa en una bajista. Más cuando uno lee a los analistas técnicos se dará cuenta de que en gran medida se pone énfasis en la ruptura de resistencias y soportes, en que crezcan los altos en tendencias alcistas y se perforen los mínimos en las bajistas. Debiéramos, insisto, poner nuestro foco en lo contrario, y asimilarlo nos permite darle un sentido racional a las pautas técnicas.

[Leer más...]

El Enemigo Interior

The Economist, el reputado periódico financiero, ofrecía originalmente dos opciones de suscripción: una "sólo internet" por $56, y una "internet + impreso" por $125. La mayoría de la gente elegía la primera opción, aunque la segunda beneficiaba más al rotativo. Entonces los astutos directivos introdujeron una alternativa bastante mala: "sólo impreso" por $125. Obviamente nadie escogió, pero sucedió algo más: ahora la mayoría de la gente prefería "internet + impreso" a $125. Y por arte de magia los ingresos de la publicación prácticamente se duplicaron de la noche a la mañana.

Uno esperaría que los lectores del Economist se contasen en un grupo intelectualmente superior a los del Sun y el resto de la prensa amarilla; que fuesen miembros del club que toma decisiones racionales que maximizan su función de utilidad para orgullo de los economistas neoclásicos. Pero, por desgracia, los seres humanos no somos así: lejos de conocer el valor absoluto de las cosas nos guiamos por comparaciones, optimizaciones locales, y la posibilidad de conseguir algo ¡GRATIS! nos atrae como un cebo de queso a un ratón, con similares consecuencias para nuestro bolsillo.

[Leer más...]

¿Qué hacemos entonces con la línea de tendencia?

Empecé este blog confesándome un disidente, haciendo rápidamente acopio de muchas ideas filosóficas que nos deben llevar a dudar tanto del conocimiento humano en general como el de la ciencia económica en particular, así que no debería extrañar que mantenga una actitud escéptica con ideas supuestamente muy técnicas y ampliamente asentadas en el habitual uso de los gráficos. Las herramientas están ahí para ser usadas, pero siempre desde una actitud crítica, guardándonos tanto de la sinrazón como de la razón. Después de haberme cargado el uso de gráficos no ajustados, le tocaba a la madame de la aberración. Pese a todo, las directrices son herramientas valiosas, y aunque no permiten tomar decisiones directamente si deben tenerse en cuenta porque advierten sobre posibilidades de desarrollo del precio.

[Leer más...]

¿Tiene importancia la línea de tendencia?

Introducía el concepto de directriz alcista en mi anterior post, con el escepticismo habitual. Lo que intento casi siempre es que pueda darse cuenta de que la mayoría de la convicción técnica que hemos generado se basa en un tremendo acto de fe, en unos gráficos convenientemente escogidos en los que se ve lo que uno quiere “demostrar”… Si no fuera porque vivo de ello, diría que es puro humo. No es en nada extraño que el análisis técnico genere susceptibilidad. Tenga muy claro que como en un puzzle que usted pueda encajar razonablemente bien, de poco le van a servir las partes. Es realmente un arte, con todo lo que eso significa…

[Leer más...]

La tendencia, madame de la aberración

En anteriores posts he establecido las ideas necesarias para comprender qué es una tendencia, con sus tipos, clases y características. A partir de ello se extenderá todo, pero de momento vamos a quedarnos con eso que lleva a tantos “analistas técnicos” a la mayor de las aberraciones: la línea de tendencia o directriz. Confundir tal cosa con una tendencia se ve todos los días, y sí, es una aberración.

[Leer más...]

¡Deja de inventarte tus stops!

Popper afirmaba que si alguien proponía una teoría científica debía ser capaz de responder como Einstain a la pregunta: ¿Bajo que condiciones debería admitir que mi teoría es insostenible? Dicho de otro modo ¿Qué hechos concebibles aceptaría como confutación o falsificación de mi teoría? Para invertir debiéramos considerar absolutamente necesario tener un criterio de falsificabilidad, establecido exante, como primera norma a la hora de establecer hipótesis de trabajo. Por tanto y a mi juicio, buena parte de la tarea a la que está dedicada un análisis debe consistir en la búsqueda de aquellos los elementos que lo advertirán potencialmente fallido. No tratamos tanto de saber dónde estamos como, sobre todo, de saber dónde no.

[Leer más...]